Flower Travellin’ Band – Satori (1971) Heavy Rock/Psychedelic/Drone Music from Japan

Camaradas y primitivas, todos conocen ya este trabajo de los Flower Travellin’ Band pero nadie se ha atrevido a excavar en las profundidades sonoras de este verdadero MONSTRUO de 1970 en manos, cerebros y corazones de nuestros hermanos japoneses. Hoy desperté con esa ansiedad, pero no la clásica ansiedad sino con ansiedad de escuchar algo antiguo y pesado, no las excelentes bandas modernas de stoner, más bien una banda de culto del país del sol naciente (debido a que me encuentro sumergido en un excelente libro sobre el japón feudal) y entre mis elecciones estaban: Shinki Chen and his Friends, Satori de los Flower o los Blues Creations,… este trabajo es indispensable para todo aquel apasionado de la música pesada y de la música en general. Es caos, es destrucción pero con las melodías renace en un ser puro. Les reto a adentrarse en esta joya japonesa del rock sucio y crudo y alcanzar un estado de iluminación sonora. Miguel Krieg.
Escrito por: Miguel Krieg
mentadas de madre: sonidosprimitivos1@gmail.com
para sonidosprimitivos.com

Malditasea, jamás un disco ha sido tan intenso como este álbum, Satori!. Según la tradición Zen Budista satori se refiere a ver dentro de la naturaleza de uno mismo, conseguir la iluminación. Sinceramente se nada sobre el tema, soy un ignorante pero me atrevo a mencionar que se trata de ser sinceros, tanto con uno mismo como con las demás personas y siento que la sinceridad es el sentimiento más puro que se puede tener para relacionarse con el mundo. No hay otra.

“la banda supo bien por donde entrar a los escuchas!, no puedo siquiera imaginarme la reacción de la gente al escuchar Satori en vivo en 1971!”

Satori I inicia con un grito estremecedor por parte de Akira Joe y un riff setentero pero cargado de emoción e intensidad directamente de la escuela Iommi y Black Sabbath, donde nos muestra el camino abrupto por el que todo ser humano debe pasar y soportar con pesadumbre para alcanzar la iluminación. El feel del tema es jodidamente claustrofóbico! la banda supo bien por donde entrar a los escuchas!, no puedo siquiera imaginarme la reacción de la gente al escuchar Satori en vivo en 1971! Debió haber sido toda una revelación que un conjunto de personas lograran crear algo tan perfecto.
 
Mi observación es que la afinación es en standard E, el chiste es saber crear disonancias que sean memorables, escuchen como se doblan las notas entre cada parte del verso y la guitarra, jodidamente excepcional hermanos! la voz acompaña perfectamente entre cada grito, track que abre perfectamente una obra maestra del rock setentero!. Aquí hay bastante material para explotar para las nuevas generaciones del rock pesado y brutal!.
Satori II, contiene una maravillosa línea melódica ajena a las tradiciones occidentales, el blues y demás cosas. Maldición es un excelente material inexplotado! Satori II, contiene cierto rítmo aborigen de algún rito japonés, chino u oriental. El sonido de la sítara emulada con guitarra es impresionante hermanos a la par de la guitarra doblada (grabada en otro canal) de Hideki Ishima, sinceramente me da escalofríos en la espalda el escuchar la línea melódica sin embargo a la vez es una sensación de limpieza mental donde te libera de todas las preocupaciones mundanas, como si se tirara al basurero las cosas por las que uno se mortifica, joder, es vivir el presente y no hay más, el futuro no existe ni el pasado.
Yo siempre he considerado a la música un aliviador del alma, por eso jamás he renegado casi de ninguna forma musical existente en el mundo y me aventuro a escuchar desde el rock comercial nacional latino, hasta buscar música de otros países: Yemen, la India, etc. El arpegio de la guitarra de Hideki es impresionante, desde el minuto 4 se aventura a una improvisación con él mismo (con ayuda del ingeniero de audio) donde no realiza escalas como es cosumbre sino simplemente la línea melódica la desliza por el mismo mástil de la guitarra ayudado por bends y hammer on-off, que hermosa canción!.
¿Cómo fué que lograron concebir semejantes composiciones? Satori III nos deleita con un excelente riff lento y corrosivo lleno de duda a lo desconocido y miedo, sentimientos naturales en todo ser humano, el latido de un corazón se escucha o un tambor a lo lejos dentro de una montaña con bosques y el rocío de una mañana, este track me lo imagino como subiendo una montaña, una gran montaña llena de obstáculos por que… que sería la vida si no hubiese obstáculos a nuestro paso? El riff es inmortal, recuerdo quedar impactado por encontrar semejante joya en el 2009, lo primero que pensé fué… que demonios acabo de escuchar!?

“Satori III es una improvisación en forma de Drone, nota pedal donde el guitarrista juega con su estupor y concentración, su mente le va dictando que hacer con sus dedos, la intuición,… la razón aquí no juega,”

Satori III es una improvisación en forma de Drone, nota pedal donde el guitarrista juega con su estupor y concentración, su mente le va dictando que hacer con sus dedos, la intuición,… la razón aquí no juega, nadie se desespera por contar cuantos tiempos de esto o cuantos tiempos de aquello, dejan fluir majestuosamente y cuando se le da la gana vuelve al tema, ese riff escalofriante donde voy subiendo el monte y respiro el aire frío con mis pulmones infecciosos de ciudad y gente. Satori, el encuentro con uno mismo? Es sumamente difícil entenderse uno mismo.
El viaje toma otro rumbo, es 1970 hermanos! la improvisación toma un rumbo inesperado sabor a malditos 1970!, después rompe en disonancias a la guitarra y música concreta por escasos segundos!, hago un paréntesis para mencionar a uno de mis compositores favoritos mientras estudié guitarra clásica fué el gran Toru Takemitsu, ¡que temas compuso con la guitarra de madera! y tan difíciles de tocar.
Satori IV, es un tema inesperado, para mi es un himno de protesta, observen la intensidad de sus conciertos en 1970!, justo como lo es 21 Century Schizoid!, no por nada en su anterior álbum tocaban a King Crimson y Black Sabbath, la buena música siempre lo será si observas de dónde su autor la ha obtenido, cuál ha sido la fuente de inspiración. Un solo de armónica acompaña a mitad de tema donde improvisar es lo principal. Este tipo de cambios drásticos hacen del LP con bastante buen sabor y no solo se basa en lo místico o lo pesado, en 1970 cuando grabaron satori el blues estaba en pleno movimiento!, apegado al funk y demás delicias sonoras. Disfrutemos en paz esta pieza! Se me ocurrieron ya para mi repertorio algunos movimientos de guitarra!, ja!!!!!

“No se si les suceda a ustedes pero a esta edad es una desgracia para mi no poder ser impresionado por cualquier persona que conozco, o cualquier lugar o libro o película… o en este caso cualquier música.”

Satori V. ¿Qué estoy escuchando? Figuras complicadas en el cierre de Satori!, rock progresivo! Jamás había llegado al final de Satori creo aún en el 2009 no era tiempo de mi iluminación pero escuchamos un denso sabor a King Crimson y Emerson Lake! para después entrar de nuevo en el misticísmo de la música realizada por este cuarteto!, Los alaridos de Akira no tienen igual, y la guitarra o instrumento tradicional japonés, ese suave arpegio donde nos muestran una textura musical diferente que acompaña bien al tema me impresiona bastante!. No se si les suceda a ustedes pero a esta edad es una desgracia para mi no poder ser impresionado por cualquier persona que conozco, o cualquier lugar o libro o película… o en este caso cualquier música. Cuando algo me mueve joder soy un maldito apasionado y este álbum se va dentro de mis favoritos de todos los tiempos que siempre recordaré hasta que mi existencia desaparezca de este mundo y haya logrado la iluminación.
Compartan esta joya entre sus amigos stoners y aventúrense a hacer música mejor elaborada y más rica en matices sonoros, como lo es Satori.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *